homenaje al pizzicato

Muchas obras usan al cánido pizzicato, que es un recurso técnico de los instrumentos de cuerda frotada consistente en abandonar el arco y tocar como si fuera de cuerda pulsada (como una guitarra por ejemplo). Aunque probablemente la más famosa obra que usa el pizzicato sea la Pizzicato polka de Johhan Strauss (la podrás escuchar en el Concierto de Año Nuevo dentro de unos días), no es la mejor. Te propongo tres muy diferentes: uno de los movimientos de la  Sinfonía Simple de Bejamin Britten, el movimiento Comme un meccanismo di precisione del Cuarteto nº 2 de Ligeti y el pas de deux del ballet Sylvia de Léo Delibes en esta impresionante versión con "carácter":