libretos míticos

En clase hemos contado cuatro mitos que fueron los argumentos de las primeras óperas de la historia, los que cuentan las aventuras de las parejas Dafne y Apolo, Ariadna y Teseo, Orfeo y Eurídice y Dido y Eneas. Aquí te espera el Lamento de Ariadna compuesto por Monteverdi que canta el momento en que Ariadna se ve plantada por Teseo en la isla de Naxos tras haber ayudado a éste a vencer al Minotauro en el laberinto de Creta. La ópera Orfeo de Claudio Monteverdi fue la primera de una larga lista que estarán basadas en el mito de este músico que tocaba la lira y con ella amansaba a las fieras (y a las olas del mar) y que incluso llegó al mundo subterráneo de los muertos a rescatar a su Eurídice con el poder que le daba sobre las almas de los seres que le cerraban el paso. De Dafne y Apolo, mito en el que Dafne se convierte en laurel para escapar de un Apolo que la acosa, te propongo escuchar un fragmento de la ópera de Haendel. Por último,  el vídeo de la ópera Dido y Eneas de Henry Purcell (empieza por el último, que se correponde con el momento en que la reina de Cartago Dido se da muerte achicharrada por el dolor insoportable de haber sido abandonada por Eneas, que tenía mucha prisa por fundar Roma y la había abandonado) Te recuerdo también que en la entrada de nuestro blog El genio del frío, dedicada a Purcell, tienes un bellísimo resumen de la ópera con piscina incluida.


piazzolla y el tango

Astor Piazzolla  condujo al tango argentino a las salas de conciertos y lo hizo con obras como este Estudio para violín solo. Mi música favorita de este compositor (que escucho desde hace ya décadas y que tengo en cinta carpetovetónica) es el homenaje que le hiciera el violinista Didon Kremer, que podemos escuchar, otra vez, gracias a Spotify. Un simpático tango lo canta el genial Tom Waits. Y aquí te dejo con Béjart el coréografo con una pieza tanguera La cumparsita en una lectura con bastante sorna, militar y erótica: