nijinsky: el escándalo

La polémica estaba servida siempre que Vaslav Nijinsky andaba por ahí. Fue uno de los mejores bailarines de la historia y logró escandalizar al público parisino de 1912 bailando el Preludio a la siesta de un fauno de Claude Debussy. La obra representa a un fauno sesteando hasta que lo despiertan unas ninfas. La coreografía que realizó Nijinsky incluía escándalos para la historia del ballet como ser completamente estática (lo contrario de bailada), pero no escandalizó por su modernización técnica de la danza decimonónica, sino porque al final de la obra se masturbó sobre el velo que había dejado una de las ninfas bailarinas (en el 2012 nos escandalizaría igual probablemente). Un raro documento nos muestra una grabación de Nijinsky como fauno.