el carnicero de mendelssohn

Es muy conocida la anécdota que cuenta que F. Mendelssohn se encontró nada más y nada menos que La pasión según San Mateo de Bach, la cual, había sido utilizada por un carnicero para envolver la carne de su tenderete. Esta anécdota, sea verdadera o no, ilustra muy bien la realidad, ya que es cierto que el gran Bach fue prácticamente desconocido hasta que Mendelssohn lo llevó a las salas de conciertos. La película de Portabella del cartel (El silencio antes de Bach) recrea el asunto de las partituras con tinta de ternera. También puedes escuchar la Suite de violoncello nº 1.