en la luna

Muchas han sido las obras dedicadas a los astros. El compositor inglés Gustav Holst compuso Los planetas y nos trajo la guerra y la paz a través de Marte y de Venus respectivamente. Al satélite le dedicó Beethoven su famoso Claro de Luna y a la Tierra Mahler su Canción de la Tierra. En cuanto a las obras lanzadas al espacio: las sondas enviadas desde la Tierra a estudiar Júpiter y Saturno, Urano y Neptuno en 1977 llevaban a bordo mensajes con imágenes, sonidos y música: "Hay breves saludos en unos 200 idiomas o dialectos ("hola, ¿cómo están?", "reciban un saludo", y cosas por el estilo) seguidos por discursos un poco más extensos de personalidades de la Tierra, explicando que somos pacíficos (?), que tenemos buena voluntad, que buscamos convivir con ellos, etc. A continuación, se escuchan sonidos característicos de nuestro planeta: cantos de ballenas, chillidos de delfines, la brisa entre las hojas de los árboles, ¡un beso!... Y, finalmente, viene lo bueno: el Hit Parade de la Tierra, es decir, la mejor música del planeta, en opinión de Sagan y colaboradores. Son 90 minutos de música, en los cuales se incluyen desde piezas folklóricas africanas y de los indios navajo hasta obras o fragmentos de obras de Bach y Beethoven (de México va el son de mariachi "El cascabel")." Para terminar nuestra excursión espacial, Moon