la primera ópera de rescate


El gran Beethoven sufrió mucho con la composición de su única ópera, Fidelio. La historia es muy emocionante: una mujer se disfraza de hombre para entrar a trabajar en la cárcel donde está injustamente su marido para liberarlo. El final es feliz ( "lieto fine" dicen los italianos), porque logra salvarlo. Por otro lado, como la historia trata de un rescate, se llama lógicamente, ópera de rescate". Uno de sus más famosos "concertantes" (cuando varios cantan a la vez en la ópera) es un curioso lío. Fidelio (que en realidad es Leonore) se da cuenta de que la hija del carcelero se ha enamorado de él (es decir, de ella). Aunque está en alemán sin subtitular, se entiende perfectamente qué ocurre. Serás mejor ser humano tras escucharlo.