tchaikovsky gay


Son demasiados los datos que contradicen la hipótesis de que P. I. Tchaikovski muriera de cólera. Las medidas sanitarias que se adoptaban en esos casos no fueron aplicadas en el suyo: dieciséis personas a las que podría haber contagiado lo rodeaban en su cama moribundo, su ropa de cama no fue quemada, su cadáver no desacansó en un ataúd de plomo y su cuerpo fue expuesto al público. Por el contrario, parace verosímil que fuera empujado al suicidio por la corte del zar (el rey ruso) por mantener relaciones sexuales con un muchacho de sangre azul, Vladimir Davidov, a quien Tchaikovski dedicó su Sexta SinfoníaPatética, que muchos consideran una despedida. Aquí podrás escuchar el Adagio lamentoso. La historia de la música está llena de antídotos, incluso contra los tristes lamentos. Contra la desesperada sexta, un Souvenir de Florencia.