música de mobiliario

Eric Satie creó la música de mobiliario, una música que, como el resto de los muebles de una estancia, formara parte del fondo pero no reclamara la atención. Música para no ser escuchada, vaya, pero que fuera útil y decorativa (antes que bella). Lo cierto es que Satie tenía bastante guasa y se pasaba el día ideando títulos como la Sonatina burocrática o los Movimientos en forma de pera. Un documento rarísimo trata de la representación de su ópera Sócrate (sobre el Sócrates de Platón) por la geometría móvil de Alexander Calder, es decir, una ópera en las que el actor es un móvil gigante sobre el escenario ¡en lugar de los cantantes! El  grupo de músicos al que perteneció Satie, Los seis, era también bastante amigo de la broma. Daríus Milhaud, que realizó El buey sobre el tejado (un "cabaret surrealista" con coreografía de otro de los seis, Cocteau) nunca renunció al séptimo sentido. El del humor.