sinfonías cero, incompleta e inacabada



¿Son sinfonías las sinfonías  que poseen estos nombres? ¿Por qué no son sin más la nº 5 o la nº 9 como el resto? La primera de ellas es la única que tiene la cifra 0 como número en su título y fue compuesta por Anton Bruckner. Aunque propiamente es la tercera que escribió, Bruckner la apartó del catálogo, la anuló, por lo que posteriormente pasó a llamarse Sinfonía 0 (Null en alemán). La famosa Incompleta de Franz Schubert no es que quedara sin terminar, como muchos defienden, sino que no presenta la estructura tradicional de cuatro movimientos (sólo tienen dos), de ahí que se entendió que no era completa o que le faltaba un trozo para ser una sinfonía plena. Una de las inacabadas,  la Décima de Gustav Mahler quedó sin hacer  (sólo está terminado el primer movimiento) por la muerte del compositor. 

nijinsky: el escándalo

La polémica estaba servida siempre que Vaslav Nijinsky andaba por ahí. Fue uno de los mejores bailarines de la historia y logró escandalizar al público parisino de 1912 bailando el Preludio a la siesta de un fauno de Claude Debussy. La obra representa a un fauno sesteando hasta que lo despiertan unas ninfas. La coreografía que realizó Nijinsky incluía escándalos para la historia del ballet como ser completamente estática (lo contrario de bailada), pero no escandalizó por su modernización técnica de la danza decimonónica, sino porque al final de la obra se masturbó sobre el velo que había dejado una de las ninfas bailarinas (en el 2012 nos escandalizaría igual probablemente). Un raro documento nos muestra una grabación de Nijinsky como fauno.

dvoràk y el nacionalismo yanqui

El nacionalismo musical extrajo su motor de muy diversas fuentes. El caso norteamericano es especialmente curioso, ya que su máximo impulsor teórico fue Antonin Dvoràk, quien a través de un famoso escrito animó a los compositores norteamericanos a  descubrir su espíritu nacional. Fue Charles Ives, y sólo parcialmente, el primero que le hizo caso tomando melodías de su Conneticut natal. Dvoràk, representante del nacionalismo musical checoslovaco porque tomó melodías y danzas bohemias y compuso obras como sus Danzas eslavastiene dos obras que apuntan, al menos nominalmente, al nuevo continente: la Sinfonía del nuevo mundo y el Cuarteto americano.  Pese a todo, su música es sin lugar a dudas antes romántica que checa o yanqui. Otro ejemplo de nacionalismo y un jamón es el de Jean Sibelius, quien se inspiró en Finlandia para Finlandia: lo finlandés de su música se refleja en una atmósfera cargada de penumbras sombrías, estáticas y heladas con sabor a montaña, a lago, a mar Báltico y a bonito del norte portadoras de un intimismo peculiar escandinavo y sólo escandinavo...(je, je). Todavía no sé qué tiene de finlandés el Concierto para violín y orquesta (a mí me recuerda a Alermania, en fin). Bernstein nos contesta qué es lo que hace que la música suene americana (menos mal). 

música de bodas y funerales


Cuando las parejas se casan recurren a una de las dos marchas nupciales: la de Richard Wagner o la de Felix Mendelssohn, pertenecientes a Lohengrin y a el Sueño de una noche de verano respectivamente. Cuando alguien muere se tocan marchas fúnebres, siendo las más conocidas la de L. V. Beethoven (de la Sinfonía Heroica) y la de Frédérik Chopin (de la Sonata para piano nº 2).  Si te vas a casar te recomiendo ésta de la tradición sefardí. Para cuando te mueras, no lo dudes, Beethoven o algún Réquiem o misa de difuntos: el de Victoria, Mozart, Brahms, Faure o Verdi entre los mejores. También la Música para el funeral de la Reina María de Purcell es una despedida a la altura de la talla humana.

orientalismo musical


La Historia de la Música posee numerosos ejemplos de caricaturas de lo oriental. Un famoso ejemplo es En un mercado persa de Albert William Ketelbey, en el que todo el poder musical sinfónico romántico occidental pretende retratar Oriente a través de un único elemento: el uso de un modo en la melodía de la flauta. Otro ejemplo lo hallamos en la Marcha persa de Johann Strauss, que recurre al mismo truco: el uso de una melodía modal. Leonard Bernstein explicó en uno de sus conciertos para jóvenes qué es un modo (y qué una escala Mayor y menor) y cómo suena. De paso que convocamos a Persia: aquí el tráiler de Persépolis, igual de justa con Irán que con Austria y un buen comienzo para la famosa alianza. 

bolero ad nauseam

El Bolero de Ravel posee un ritmo constante que se repite exactamente igual desde el comienzo hasta el final (se trata de un ostinato rítmico obstinado en decir una y otra vez lo mismo). En un exepcional corto del director Patrice Leconte el percusionista encargado de interpretar este loop rítmico con la caja se va poco a poco desesperando a causa de la repetición (no percibe ya, por tanto, la transformación tímbrica y dinámica que tiene la obra, que es donde reside su encanto). Aquí tienes el genial monólogo de cine mudo (estropeado por unos subtítulos agregados por quien "colgó" el vídeo que, aunque son comentarios del propio Leconte, lo estropean):


citas musicales

Una cita musical ocurre cuando una obra utiliza una idea melódica copiada de otra obra. La Sinfonía nº 15 de Dimitri Shostakovich da cita a una melodía de Rossini en la entrada "Rossini vende". Otro ejemplo bastante curioso es el del cuarto movimiento de su Sinfonía nº 11 que convoca a La varsoviana (sí, al que fuera himno A las barricadas de los anarquistas españoles). 

homenaje a ligeti

El músico húngaro del siglo XX György Ligeti no puede dejarte indiferente: desde su Poema sinfónico para cien metrónomos (sí, esas máquinas que marcan el pulso a diferentes tempos) hasta el movimiento Como un mecanismo de precisión de su Cuarteto de cuerda nº 2, pasando por la Escalera del diablo para piano o la Fanfarria de la gran tortuga del mar del sur de la China, todo es a la vez lírico y contemporáneo. Kubrik, con su excelente gusto musical, lo utilizó en varias de sus películas (entre ellas una en la que su Música ricercata persigue a Tom Cruise). Aquí tienes el vídeo de una presentación de su ópera Le grand Macabre por la Fura. Y aquí su Réquiem en 2001 Odisea del espacio: 


las migrañas de hildegarda


El popular neurólogo Oliver Sacks atribuye la fuente de las visiones que desde niña tuviera la compositora Hildegarda von Bingen a las migrañas (dolores de cabeza precedidos de aura o alteraciones visuales con luces que hacen ondas, una gracia para quien las padece). La monja y mística del siglo XII pensaba que venían de Dios, algo que también creyó el Papa, que le encomendó redactar y pintar el contenido de sus visiones, a menudo acompañadas de música. En este enlace podrás escuchar su bello gregoriano al tiempo que ver sus miniaturas. Se estrena dentro de poco una película sobre su vida Visión (el tráiler está en alemán pero con subtítulos en inglés). 

aulos doble

La nueva película de Amenábar, Agoraes perfecta para imaginar la ciudad de Alejandría, su biblioteca, su faro, el siglo IV d. C. y las razones de la destrucción del mundo antiguo. En una escena Orestes, un alumno de filosofía que se acaba de declarar públicamente a su profesora Hipatia, la protagonista, toca un aulos doble. Este instrumento produce una textura heterofónica parecida a la de una gaita (una melodía combinada con una nota grave constante llamada bordón). Te propongo escuchar a este instrumento en la lectura que de las enigmáticas partituras existentes hiciera Gregorio Paniagua del Himno a Némesis griego. Además, el tráiler de la película, que te recomiendo (también salen tibias romanas, por cierto) por razones que nada tienen que ver con la música:

rhapsody in blue

George Gershwin ideó esta rapsodia como pieza de jazz para orquesta sinfónica (el "azul" del título hace referencia al blues). Una de las mejores maneras de iniciarse en la disciplina que estudia la combinación de los sonidos, la Armonía, consiste en reproducir una rueda de blues (formada por sólo tres acordes es una rueda porque se repite constantemente de principio a fin, siguiendo el esquema que encontrarás en el enlace). Más adelante analizaremos un blues con la letra para que puedas escuchar con su ayuda la rueda armónica. Disfruta por el momento de la animación de este concierto para piano. Con ese título también, Blues, contamos con el segundo movimiento de la Sonata para violín y piano en Sol Mayor de Ravel. 

gesualdo masoquista


Uno de los mejores compositores del Renacimiento, Carlo Gesualdo, tuvo una mente monstrusa. No sólo mató con ensañamiento a su mujer y a su amante cuando los pilló "in fraganti", sino que tras la muerte de sus dos hijos fruto de un posterior matrimonio se dio al masoquismo y acostumbró a flagelarse desnudo. De esta mente retorcida tal vez procedan sus también retorcidas armonías para el gusto de la época, que la posteridad ha considerado innovadoras y bellísimas.  Aquí tienes un madrigal titulado Si mi muerte anhelanAbstenerse "masocas".